15 septiembre 2006

insignificantes


Somos partículas de polvo adheridas a una manta vieja. Somos piedras condenadas al olvido en un desierto de piedras. No somos nada interesantes en una convención aburrida. Somos transparentes.

Vivimos embebidos en un torrente inalterable, en una corriente sorda. Nos desplazamos en un rango tan absurdo y predeterminado que al mirarnos al espejo sólo vemos números. Cada acto, cada palabra, cada pensamiento con ánimo de ser distinto no es sino lo mismo que el de otros, que también, pretenden ser distintos. Y si en algún momento, por una extraña conjunción de casualidades, nos comportamos de manera totalmente impredecible, inaudita, somos tachados de absurdos y despreciados de la gráfica de lo común. Nuestro pequeño atisbo de libertad simplemente no es tenido en cuenta, dado que se aleja de la campana, y se rechaza como se rechaza una medición demasiado desviada, como se separa un garbanzo negro de la cazuela, o un palo salado de una bolsa de pipas. No sirve. No sirve darlo vueltas.

Somos inconscientes rodeados de un velo delicado pero perpetúo; surcamos la tierra en esta vida sin hundir demasiado el arado, pasando sin trascendencia por la yerma superficie helada, dejando apenas huellas en el surco de la historia. Pero ¿qué importa? Mientras pase sin espanto la hoja del apero por la parcela finita del labriego, no importa. No nos preocupará lo más mínimo que el vestigio de nuestro paso lo borre una lluvia tonta, que la marca de nuestro esfuerzo sea apenas perceptible, y que el sudor de nuestra frente, testigo del aprendizaje, sea del todo ninguno.

Por más que queramos lo contrario, o por más que tratemos de obviarlo, somos insignificantes

8 Comments:

Anonymous bullet with butterfly wings dijo...

si pudiera explicarte en la depresion que me tiene sumida la insignificancia..

12:10 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

somos insignificantes en la masa, pero todos preferimos el trato persona a person

6:56 p. m.  
Anonymous maria dijo...

Indefensos
Nimios
Sedentarios
Intrascendetes
Gregarios
Nulos
Irrisorios
Fútiles
Ignorados
Caducos
Ausentes
Ninguneados
Triviales
Exiguos
Solos

8:56 p. m.  
Blogger alon dijo...

mariposa te mando mi energía para que atravieses ese pozo, que por muy insignificantes que seamos en este mundo siempre podemos mandarlo todo a la mierda y concentrarnos en nosotros mismos, un poco de egoísmo de vez en cuando....

ele tienes razón, el caso es que en esta vida deshumanizada podemos aprovecharnos del pasar inadvertidos,y mientras mantener un trato cercano con quien queramos.

meri? rotundas palabras

7:21 p. m.  
Anonymous maria dijo...

invisibles para algunos...
irrepetibles para otros...

menos mal a los lazos afectivos... nos atan y nos liberan a la vez.

meri

11:55 a. m.  
Blogger Lucia Gomez dijo...

somos insignificantes o sólo nos sentimos así? alguna vez os habéis parado a pensar que la insignificancia no es más que una percepción de cómo nos sienten los demás?. Una vez más la autodestrucción se apodera del ser humano.

8:59 p. m.  
Blogger canichu dijo...

te abro un link desde mi blog

11:36 a. m.  
Blogger desmartes dijo...

O cuando partes ese palo salado de la bolsa de pipas pidiendo un deseo... 'Volver a la bolsa'... eso sí que me resultaría totalmente insignificante.

6:44 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home