11 diciembre 2006

no me llames iluso...

imagina que de un día para otro te llegan, como caídos del cielo, unos cuantos millones de euros en el banco, ¿qué harías?

guau!! pues celebrarlo con los amigos, por todo lo alto, con champán y caviar, y luego... irme de viaje a tailandia, y luego... comprarle un coche a mi mamá que tanto le gustaría, y luego... amueblar de nuevo el salón, y luego... la moto que siempre soñé, y luego... ayudar a los niños de Africa que tan mala suerte han tenido, y luego... y luego...

y luego, si te sobra tiempo, te darás cuenta de lo mucho que ha cambiado tu vida desde que eres rico. ahora te permites gastos que antes ni imaginabas; ahora tienes plaza de garaje para guardar el audi que si te lo rayan no es lo mismo que con el ford fiesta; ahora flipan con tu salón de diseño porque cuesta una pasta no por lo bonito ya que tu gusto es el mismo que antes; ahora haces turismo de calidad, duermes en hotel y no en albergue; ahora incluso tienes más 'amigos'; ahora además te sientes bien porque eres solidario con el tercer mundo; ahora, ahora, ahora te has convertido en un necio.

no quiero que el dinero sea el eje central de mi vida por eso pienso en ello lo menos posible; no quiero tener un buen sueldo, como dice mi madre, para hacer lo que quiera, porque con lo que tengo ya lo hago; no quiero ahorrar para el día de mañana porque el dinero está para gastarlo; no quiero que mi vida cambie por un sorteo, quiero ser yo quien la moldee; ni mucho menos quiero ser rico por eso no juego a la lotería...así que en estas fechas "yo te llamo estúpido por tener esa ilusión"

el dinero, lo necesito lo suficiente como para no quemarlo, y lo odio tanto como para no codiciarlo.

5 Comments:

Anonymous ele dijo...

pero qué radical que eres niño. yo tampoco quiero ese dinero, quiero poder ver tu sonrisa todos los putos días.

10:13 a. m.  
Blogger Alnitak dijo...

ole!ole! y otra vez ole!
Cuánta razón tienes!

Saludos

12:25 p. m.  
Blogger Lluna de foc dijo...

Tienes mucha razón, peró yo sigo siendo una estúpida, y sigo pensando en que a lo mejor algún día puedo cambiar algo de mi vida y de muchas más.

1:24 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

tienes mucha razón con lo que dices, sobre todo la ultima frase, claro.
el problema es que todos a cierto punto nos convertimos en codiciosos, es ese deseo interno que nos impulsa a mejorar y a no conformarnos con lo que tenemos.
quiero el viaje, quiero el auto, la casa, la vida.
hay que aprender a tener todo a su tiempo :)

1:46 p. m.  
Blogger EL CHICO GRIS dijo...

yo tampoco juego a la loteria. sólo a la quiniela. y es más por el futbol que por la pasta... porque no ganamos nunca nada. Pero con un par de milloncejos más...

2:05 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home