10 agosto 2007

Buscando una salida hacia ninguna parte


El día menos pensado mueres. O no. Quizás lo planees con antelación, deseando con fuerza ineludible dar el último suspiro, como tantxs enfermxs postradxs tras una cortina, para lxs cuales la vida carece ya de sentido. Seres abocados al dolor y el sufrimiento, perdida toda dignidad humana. Para algunxs de ellxs, el suicidio es la única salida, la única vía -ilegal- para cumplir su voluntad.

La opción del suicidio, kill yourself, no es necesariamente fruto de una decisión consciente para acabar con una vida indigna, no. A veces, la decisión no es tan consciente, sino que es la consecuencia última de una concatenación de experiencias traumáticas, fracasos y pérdidas de aliciente vital, que lleva a la persona a arrojarse, ofuscada, al vacío. La depresión, la paranoia o ansiedad que padecía en ése momento imposibilitan la libertad absoluta en la toma de decisión. Tampoco es libre en su decisión quien conduce desafiante por el túnel de la muerte en dirección contraria, y pierde, pues lo hace bajo los efectos de las drogas. Su vida pudo ser feliz hasta ese momento pero la inconsciencia le traicionó.

En otras ocasiones, en las que el sujeto sabe que se dirige de forma irrevocable a la muerte, el suicidio no acaba con ningún sufrimiento, físico ni psicológico propio, sino que el objetivo es causar este sufrimiento en lxs que están alrededor. Kamikaces, inmolados, y algún que otro magnicida ácrata han usado esta forma de suicidio para llevarse a alguien por delante. No está tan clara la libertad en esta decisión pues se sacrificaron por la patria, la iglesia o la idea.

Una de las formas más loables de suicidio es el cometido ante una ejecución inminente. No te daré el placer de matarme, para que me mate el estado me mato a mí mismo. Desde que Sócrates se envenenase junto a sus amigos la noche antes de su ejecución, esta forma de morir queda grabada en la historia como una última decisión que hacer valer la dignidad humana frente a los abusos de poder.

La forma suprema de suicidio, sin embargo, es aquella en la que la decisión de acabar la vida se toma en plena libertad y armonía, en un momento de plenitud, rodeado de los seres queridos, cuando los sueños están cumplidos. Poder decir: me muero ahora porque quiero es el súmmum de la libertad.

9 Comments:

Blogger Lluna de foc dijo...

Hay tanta s formas de suicidio... yo conocí una, una versión, la de mi tio, murió en marzo un día después de cumplir los 52, creoque se empezó a suicidar desde los 16 aprox. drogas, alcohol, autodestrucción, cirrosis, politraumatismos, accidentes de coche, artrosis, finalmente un cáncer le arrebató la vida, sólo supimos que era cáncer el día de la autopsia ya que ni él se había enterado de ello, su vida fué ir en contra dirección constantemente, como un salmón, yo lo quería con locura pero ni eso ni el amor de sus hermanos, mujer,... le sirvió de consuelo a su insaciable sed de búsqueda de la satisfacción, quizás núnca fue feliz o quizás si... no lo se, solo se que murió con la incomprensión de todos porque ni sabiamos de que se estaba muriendo.
Fue muy duro y triste.

5:12 p. m.  
Blogger Raquel dijo...

Hay experiencias vitales que experimentamos sin que intervenga en ello nuestra voluntad; no puedes evitar que tu organismo origine un cáncer, por ejemplo; pero sí puedes evitar empezar a drogarte.
Un sacrificio como los que mencionas, Alon, me parece fruto de un fanatismo que, efectivamente, es la antítesis de la libertad; creo que en el fondo no hay acciones absolutamente libres, todo lo que hagamos siempre estará motivado y siempre sometido a algún condicionante, aunque no nos percatemos de ello.
Un cordial saludo.

5:43 a. m.  
Blogger Alnitak dijo...

"¿alguna vez os habeís sentido tan felices,tan tan felices, que habéis pensado que jamás os sentiríais tan felices? ¿vuestra vida ha llegado a una perfección tal,que quizá no vale la pena buscar más?"

Esta es una frase de la película "Tu vida en 65 minutos", que expresa a la perfección ese momento en el que somos tan tan felices, que prefieres no seguir buscando y morir en ese estado perfecto.
Mirándolo bien, a todos nos gustaría vivir en medio de la alegría y la tranquilidad, ¿no?

4:03 p. m.  
Blogger canichu dijo...

Edgar Allan Poe murió una noche tras darle un delirium tremens por la calle causado por sus muchos excesos con el alcohol. Décadas más tarde Baudelaire dijo de aquello que Poe no se murió, si no que se suicidó... un suicidio planificación cuidadosamente durante años a base del alcohol que ingirió por todos aquellos motivos de su vida que le llevaron a aquella alcoholemia.

4:47 p. m.  
Blogger SaYuRaKa dijo...

Grandes reflexiones...pero de momento creo que pasaré de suicidios..ya pueden ser supremos o simples...creo que la vida es para vivirla.Antes de querer morirme optaré por revivir o desvivirme...
saludos, que ya estoy de vuelta.
SaYu

3:14 p. m.  
Blogger alon dijo...

este escrito salió desde dentro al día siguiente de vivir el intento de suicidio de una persona cercana. como casi siempre el objetivo era soltar eso que me daba vueltas, pero después de que ayer me preguntaran si la persona en cuestión lo había leído, me planteo la convenencia de mostrárselo.

la verdad es que desde que lo escribí han ido saliendo cosas sobre este tema
sobre Edgar Alan Poe,por ejemplo.
también en este tiempo se ha producido un suicidio sonado, el de Xirinacs, que dejó este texto sobre la cultura de la muerte, muy interesante.
otra opinión sobre el suicidio de Xirinacs de Roser Iborra

muchas gracias por vuestras aportaciones

3:32 p. m.  
Blogger Svor dijo...

Que imagen fuerte...
Yo conocí a dos personas que han cometido suicidio... Fue un shock.
Una pregunta: el que fuma, se droga, o se alcoholiza busca una forma de suicidio encubierto?

4:43 p. m.  
Blogger alon dijo...

¡de algo hay que morir!
solemos decir cuando alguien nos recrimina por nuestras conductas/vicios manifiestamente perjudiciales para nuestra salud.

sin embargo no creo que los consumidores habituales de drogas (la coca, el alcohol, el tabaco o los ansiolíticos son drogas) lo hagan con afán de acabar con sus vidas. a no ser que sea una decisión consciente: una sobredosis

puede responder a una falta de autoestima, que vayas degradando tu cuerpo con estas conductas, o simplemente te has enganchando sin conocer las consecuencias...las drogas sería otro tema a parte (lo pensaré)

otra pregunta svor: ¿por qué dices 'cometieron suicidio'? suena como si fuera un delito. cada unx es el/la únicx dueñx de su vida, y el suicidio, algo totalmente legítimo.

hemos de tener cuidado, el lenguaje es traicionero

4:15 p. m.  
Blogger Lamotte dijo...

suicidio... es algo, para mí, serio.

...si que me he sentido tan feliz en algunos momentos que he pensado que ya no necesitaba nada más... pero nunca prescindir de la vida...

...en algún rincón de mis cajones apilados en mi memoria lo pensé pero un día me desperté y me hizo feliz saber que yo existía...

...y como me hacía feliz a mí... que más daba si los demás lo eran...

...un pensamiento egoísta....? quizá, ¿pero no lo es también renuciar a la vida?

...¿no lo es vivir por que los demás nos quieren?

5:30 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home